Urging our nation's leaders to end hunger
print this page

Preguntas y Respuestas

Los créditos sobre impuestos son un tema difícil y aburrido. ¿Por qué debemos abogar por esto?

En el libro The Rising of Bread for the World (Paulist Press, 2009) escrito por el fundador Art Simon, él escribió acerca del trabajo que efectuaron los miembros de Pan con el propósito de expandir, significativamente, el Crédito por el Ingreso del Trabajo (EITC—por sus siglas en inglés) a mediados de la década del 80 y principios de la década del 90.

Él resumió la razón por la cual los créditos sobre impuestos son un tema relevante al hambre: “El EITC merece una mayor expansión…Estos programas y estadísticas podrían parecer estar tan lejos de la realidad de su vida como para inducir una buena siesta. Sin embargo, créame, que para aquellos niños que se ven forzados a pasar por alto una comida, o para la madre que batalla con la realidad de darles de comer, o para el hombre cuyo sueldo obliga a su familia a escoger entre la calefacción o la comida, entre medicinas o comida, o entre ropa y comida—aquello de lo que escribo es la diferencia entre la desesperación y la esperanza.

Es un asunto de decencia humana, por nuestra parte, con el propósito de inclinar la balanza hacia la esperanza.”

¿Qué tienen que ver los cambios en las leyes sobre impuestos con la erradicación del hambre infantil?

La pobreza causante del hambre se debe en gran medida a la falta de recursos monetarios. Estos cambios tributarios colocarían más dinero en los bolsillos de las familias de escasos recursos, haciéndoles más fácil poder llegar al fin de mes.

Aunque la erradicación del hambre infantil requiere mejores programas de nutrición, cumplir con esa meta también depende del incremento en el ingreso de las familias que luchan por cubrir los gastos de sus hogares. El sistema tributario puede ayudar precisamente en eso.

El Crédito por Ingreso del Trabajo es una forma eficiente, probada y dirigida para añadir recursos—proveyendo cerca de $200 mensuales para familias con niños. Con este crédito, las familias de escasos recursos podrán llenar mejor sus necesidades esenciales, incluyendo la alimentación y el cuidado infantil de calidad. Iniciativas de actualidad para la erradicación del hambre infantil en los Estados Unidos para el 2015 incluyen cambios tributarios que beneficiarán a las personas de escasos recursos como parte de un enfoque integral.

Durante este año el Congreso estará considerando estos cambios. Nuestro apoyo hará una gran diferencia para las personas pobres y que padecen de hambre en los Estados Unidos.

¿De qué manera se pagarán estos cambios tributarios? ¿Aumentarán mis impuestos?

A nadie le gusta el aumento en el déficit.

Si bien es cierto que estos cambios costarán dinero, eso no se traduce automáticamente en más impuestos para el resto de la población.

El Congreso toma decisiones anualmente en el desarrollo del presupuesto federal. Nuestras voces les recuerdan a los líderes que el presupuesto es un documento moral que debe reflejar los valores de nuestra nación.

Es bueno recordar que algunos programas sobre impuestos tienen un fuerte efecto económico, el cual puede impulsar los ingresos de nuestra nación. Al testificar ante el Congreso en el 2008, Mark Zandi, economista en jefe y co-fundador de “Moody´s Economy.com”, dijo que por cada $1 utilizado en créditos tributarios reembolsables, se generan $1.26 en actividad económica dentro de las comunidades locales.

En estos tiempos tan difíciles, esa clase de estímulo beneficia a todos.

¿Por qué razón reciben las personas de escasos recursos deducciones fiscales, como lo es el EITC y yo no obtengo créditos o deducciones similares en mis impuestos?

El código sobre impuestos tiene muchos incentivos que estimulan a los contribuyentes a efectuar ciertas decisiones fiscales, como lo son ahorrar para el retiro, obtener una educación universitaria, o comprar una casa.

Sin embargo, muchos de esos créditos tributarios no se encuentran al alcance de las personas con bajos ingresos, quienes a menudo carecen de recursos para la planificación financiera a largo plazo o grandes inversiones.

Al expandir los beneficios recibidos por los trabajadores de escasos recursos, incluyendo el hecho de que los beneficios sean reembolsables, los créditos tributarios estimulan el trabajo y aportan mayores opciones financieras.

Programas como el EITC que benefician a los trabajadores de escasos recursos sólo representaron $89 mil millones de los $760 mil millones, aproximadamente 12 por ciento, del total gastado en el código fiscal para todos los contribuyentes en el 2007.

Estos créditos tributarios son para personas de bajos ingresos que están empleadas. ¿Qué sucede con los millones que al presente se encuentran desempleados?

Los créditos tributarios sólo proveen beneficios a las personas que poseen un trabajo y, por lo tanto un ingreso tributable.

A pesar de la recesión económica y de la necesidad de crear más y mejores empleos, este año se ha presentado la oportunidad de mejorar le ley tributaria.

Pan ha escogido expresarse a fin de que las familias de escasos recursos reciban el mayor beneficio posible no sólo este año sino en los años por venir. Pan continuará abogando por la extensión de beneficios por desempleo, impulsará la creación de trabajos y otros métodos de ayuda para aquéllos que no puedan beneficiarse inmediatamente de estos créditos tributarios.

¿Harán estos créditos “para personas de bajos ingresos”, que la gente desee ganar menos con el propósito de poder tener mejor derecho de recibirlos?

El EITC está estructurado de forma tal que a mayores ingresos de las personas, mayores beneficios habrán de recibir sus familias hasta alcanzar el índice de ingreso establecido.

Al alcanzar el límite superior de ingresos, verán una merma en su crédito y no una pérdida completa. En su punto más alto, el EITC puede proveer un aumento de hasta 40 por ciento en los ingresos. Aun cuando el sueldo aumenta y los beneficios declinan, cada dólar adicional hace una diferencia.

Esto reduce drásticamente el potencial para que el EITC actúe como obstáculo para mayores ganancias.

¿Cómo sabemos que las personas que reciben los beneficios utilizarán el dinero de forma sabia para ayudar a sus familias si no existen restricciones en cuanto a la manera de utilizar los mismos?

Aunque bien es cierto que no podemos controlar la manera en que las personas escojan utilizar sus beneficios tributarios, la realidad es que las familias de escasos recursos se quedan sin dinero antes de poder satisfacer sus necesidades.

Los estudios muestran que más de la mitad de los recipientes de EITC utilizan los beneficios para efectuar compras cruciales, como lo es la mejora de sus viviendas, transportación o el pago de matrículas.

Como es para todos nosotros, nuestros gastos se limitan por las opciones disponibles. Pan para el Mundo busca incrementar las opciones disponibles para las familias de escasos recursos al aumentar los recursos a su alcance.

Manténgase Conectado

Bread for the World