Urging our nation's leaders to end hunger
print this page

Líderes mundiales dan a conocer declaración sobre el movimiento ‘Mil Días’ para acabar con el hambre entre los niños y exigir un compromiso político para mejorar la nutrición infantil y de las mujeres

Washington, DC, June 12, 2011

Más de 350 funcionarios de alto nivel de gobierno, líderes de organizaciones de la sociedad civil y activistas de todo el mundo se reunirán en Washington, D.C., el 13 de junio para generar ímpetu político para una mejor nutrición que ayude a salvar las vidas de cuando menos un millón de niños anualmente.

La malnutrición durante los mil días entre la concepción y los primeros dos a años de vida del niño provoca daños físicos y de desarrollo mental irreparables en uno de cada tres niños en todo el mundo. Se estima que 3,5 millones de niños mueren anualmente por causas relacionadas a la malnutrición.

En respuesta a esto, la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton y el entonces Primer Ministro irlandés Micheál Martin lanzaron la sociedad Mil Días durante la Cumbre de Metas de Desarrollo para el Milenio en septiembre de 2010. Esta sociedad hoy incluye a más de 100 líderes y expertos que buscan recursos y apoyo político para acabar con la malnutrición infantil.

“El gobierno estadounidense orgullosamente se une a otras naciones y organizaciones para combatir la malnutrición a través de la sociedad de los Mil Días. Es una inversión no solo para aquellos que la necesitan hoy, sino que también es una inversión en el futuro, hacia un mundo en el que los niños crecen sanos y se convierten en hombres y mujeres saludables”, dijo María Otero, subsecretaria de Estado para Asuntos Globales y de Democracia.

La sociedad de los Mil Días apoya el programa SUN (Scaling up Nutrition) y su plan de acción. Redactada y apoyada por decenas de organizaciones internacionales, SUN expone planes para terminar con la malnutrición infantil en más de una docena de países con los más altos niveles de hambruna e inseguridad en la obtención del alimento diario.

“Estamos completamente comprometidos en ayudar a países a mejorar la nutrición”, dijo Rajiv Shah, administrador de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional.

“Es una de nuestras mayores prioridades para el desarrollo y parte central de la implementación de las iniciativas Feed the Future (Alimenta el Futuro) y Salud Global. En Tanzania y Uganda, dos de los países contemplados dentro de Feed the Future, hemos triplicado nuestro financiamiento para mejorar la nutrición e implementar una estrategia multi-sectorial que conecta la agricultura con la salud y se enfoca en el periodo de los mil días del cual hablamos”, declaró.

El evento del 13 de junio, “Mil Días para Mejorar la Nutrición de las Madres y sus Hijos: Asegurando un Compromiso Político”, organizado por Bread for the World y Concern Worldwide, destacará el papel que las organizaciones de la sociedad civil pueden tener en apoyar los esfuerzos para programas de mejor nutrición en todo el mundo.

“Esta reunión añadirá las voces del público y la sociedad civil a los esfuerzos por generar el ímpetu político para apresurar el fin de la malnutrición infantil en los países más afectados del mundo”, dijo David Beckmann, presidente de Bread for the World y ganador del reconocimiento 2010 Wold Food Prize. “Estados Unidos y otros países deben apoyar los programas de asistencia al extranjero que reducen la pobreza extrema y el hambre en todo el mundo por medio del énfasis en una mejor nutrición para las mujeres y los niños”.

Añadió que los gobiernos de países que luchan contra la malnutrición crónica deben ser los principales inversionistas en este esfuerzo, pero que los países desarrollados también deben proveer apoyo sostenido. El 80 por ciento de la población infantil que sufre los mayores índices de malnutrición vive en 24 países de África y Asia.

“Lo que está en juego es enorme”, dijo Tom Arlond, director general de Concern Worldwide, una organización internacional no gubernamental. “Ahora que la comunidad internacional ha acumulado evidencia extensiva sobre la carga, las consecuencias y la intervención efectiva relacionada con la malnutrición, es hora de actuar”.

“Los participantes en esta reunión urgirán a los líderes del G-20, que se reunirán este otoño, a financiar iniciativas específicas de nutrición, agricultura, seguridad del alimento, reducción de la pobreza, protección social y educación”, agregó.

La Secretaria Clinton hablará en la reunión por medio del video el 13 de junio. Así lo hará también Andrew Mitchell, secretario de Estado para Desarrollo Internacional del Reino Unido. El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, dará el discurso principal durante el evento. La subsecretaria de Estado María Otero también hablará, al igual que el representante especial para Seguridad del Alimento y Nutrición, David Nabarro, y Kevin Farrell, enviado para asuntos del hambre del gobierno irlandés.

Ray Suárez, conductor de PBS NewsHour, moderará el evento.

Aparte de Bread for the World y Concern Worldwide, la Fundación Bill & Melinda Gates, Irish Aid, el Banco Mundial, Save the Children, Share Our Strength, Hellen Keller International, la empresa PepsiCo y el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido también patrocinan el evento.


Pan para el Mundo es una voz cristiana que colectivamente pide a los líderes de nuestra nación que eliminen el hambre en este país y en el extranjero.

Media Contact:

Susanne Ramirez, Hispanic Media Coordinator, 202-688-1118

Kristen Y. Archer, Acting Manager for Media Relations, 202-688-1118

 

Manténgase Conectado

Bread for the World