Urging our nation's leaders to end hunger
print this page

Lideres Catolicos piden Fin al Sequester

Washington, DC, March 18, 2013

La carta es el esfuerzo más reciente del Círculo de Protección de proteger a los programas que sirven a los pobres y los vulnerables de los devastadores recortes presupuestarios. Es también un llamado a los legisladores a crear una estrategia proactiva y de largo plazo para enfrentar la pobreza y el hambre que reduzca el déficit, crezca la economía y aumente la oportunidad económica para todos.

El texto completo de la carta y las citas de varios líderes Al tomar fuerza  la narrativa de quien tiene la culpa del acechante “sequester” del 1 de Marzo,  casi 100 líderes cristianos publicaron una carta pastoral al presidente Obama y a los líderes en el Congreso haciendo un llamado a ponerle fin a la política arriesgada que está atrasando la recuperación económica de la nación. La carta pide a ambos los Republicanos y los Demócratas que remplacen la pobreza con la oportunidad económica.

La lista entera de los firmantes de la carta pastoral se puede encontrar en www.circleofprotection.us:

 

Una Carta Pastoral sobre Fe, Finanzas y el Presupuesto Federal

Querido Presidente Obama, Líder Minoritario Reid, Líder Minoritario McConnell, Speaker Boehner y Líder Minoritario Pelosi:

 Durante dos años de negociaciones presupuestarias, nosotros y otros líderes de fe le han urgido a ustedes a mantener un Círculo de Protección alrededor de los programas que son efectivos para los que padecen hambre y los pobres en nuestro país y alrededor del mundo. Esta carta pastoral ofrece consejos basados en la fe sobre la etapa en la que se encuentran actualmente las negociaciones presupuestarias.

 

Primero, les damos las gracias por reducir el déficit a la vez que limitaron los recortes a los programas que sirven a los pobres. Juntos, ustedes han reducido el déficit por un estimado dos  trillones, un paso significativo en poner nuestra casa fiscal en orden. Estamos agradecidos que los programas dedicados a los pobres y los que padecen hambre no han sido grandemente recortados. Apreciamos que el presidente Obama ha mantenido su promesa al Círculo de Protección de proteger a los pobres, y que los Republicanos y los Demócratas acordaron escudar a muchos de los programas medulares que benefician a las personas que viven en o cerca de la línea de pobreza de los recortes del “secuestración”.  Más decisiones críticas deben ser tomadas mientras consideramos recortes a programas específicos para llegar a niveles de fondos previamente acordados, buscar maneras adicionales para reducir el déficit, y evitar el apremiante “sequester”; pero el cálculo moral no ha cambiado. Nuestros retos fiscales a largo plazo no serán resueltos incrementando la carga sobre los que Jesús llamo “el menor de ellos”. (Mateo 25).

Segundo, estamos orando por ustedes. La Biblia nos enseña a orar por los que están en puestos de autoridad, y la oración contribuye a un debate mutuo respetuoso que lleva al  bien común. El enfoque de las negociaciones presupuestarias de la nación no debe ser sobre que político gana o pierda, pero sobre que decisiones presupuestarias reflejan nuestros valores. Vamos a pedirles a nuestras Iglesias que oren al ustedes continuar trabajando juntos en el presupuesto.

Tercero, instamos a un compromiso renovado a un dialogo respetuoso bipartidista y el final de las políticas arriesgadas.  Pasando de una crisis a otra ha hecho lenta la recuperación económica y ha evitado que el Congreso encuentre un camino firme y moral a la sustentabilidad económica. Otros temas no son abordados, mientras que aumenta el cinismo ante nuestro proceso político. Las acciones del Congreso no deberían provocar un contratiempo económico serio ni empujar a más hacia la pobreza.  

Cuarto, entendemos que la salud fiscal nacional requerirá más ahorros de costos y rentas adicionales. Para reducir el déficit, necesitamos rentas y ahorros que no aumenten la pobreza. Los costos adicionales de salud son los que más conducen a los retos fiscales a largo plazo y ajustes van a ser necesarios con el tiempo. Medicare puede ser reformado en maneras que no le hagan daño a los que dependen de la cobertura de salud que provee, especialmente a los envejecientes de pocos ingresos. Cualquier ahorro en Medicaid debe evitar cambios que afecten a los beneficiarios de menos ingresos directamente – recortando los beneficios o la elegibilidad - o indirectamente desplazando los costos a los estados.  

Quinto, afirmamos fuertemente la responsabilidad que tiene el gobierno con la gente pobre. La Biblia nos enseña que la autoridad civil viene de Dios, y que Dios llama a la protección de los pobres y los que padecen hambre. El gobierno es imperfecto, y existen diferencias legitimas sobre cómo el gobierno debe cumplir esa responsabilidad. Estas deben ser debatidas. Asegurando la obligación del gobierno de avanzar el bien común, asegurar lo justo, y defender a los más vulnerables es buena religión y buena política.  

Sexto, es hora de enmarcar el debate presupuestario en términos de opciones morales que son del entendimiento del pueblo estadounidense.  Decisiones importantes deben ser tomadas: debemos medir los beneficios de los créditos a impuestos a personas de menor ingreso y recortes de impuestos a personas pudientes; de asistencia nutricional a personas de menor ingreso y subsidios a los negocios agrícolas.  Dentro de la categoría de “defensa”, existe una diferencia entre la seguridad nacional legítima y gastos innecesarios. El Congreso puede y tiene que desarrollar un future camino balanceado y considerado que proteja a los más vulnerables y preserve la oportunidad económica.

Finalmente, pedimos a ambos partidos que trabajen juntos hacia la erradicación del hambre y la pobreza. El Círculo de Protección continúa comprometido a proteger los programas vitales para las personas en o bajo la línea de pobreza en nuestro país y alrededor del mundo, pero no es suficiente. Ayúdennos a reducir el hambre y la pobreza expandiendo la oportunidad y la justicia, promoviendo el crecimiento económico y empleos que paguen bien, la estabilización de la vida familiar y la protección del bienestar de los niños. Celebramos el progreso que el mundo está teniendo contra el hambre, la pobreza y la enfermedad, y nos sentimos motivados por la posibilidad de erradicar la extrema pobreza y el hambre globalmente. El dramático progreso contra el hambre y la pobreza y nuestro bendecido país esa también posible. Por favor, protejan a los pobres y ayuden a crear las oportunidades que logren que ya no sean pobres.

Respetuosamente,

La lista entera de los firmantes se encuentra en www.circleofprotection.us

 

# # #

 

Comunicado de Prensa de las citas de los firmantes:

Reverendo David Beckmann, Presidente, Bread for the World y laureado del Premio Mundial Alimenticio:

“Estoy contento que el presidente y varios de los principales Republicanos recientemente han hecho propuestas que abrirían las oportunidades a los pobres y los que padecen hambre. El Congreso debe acordar rápidamente sobre las maneras que se pueda reducir aún más el déficit nacional que no hagan más difícil la vida a las personas que luchan por alimentar a sus hijos. Es tiempo que nuestra nación se enfoque en colocar un puesto en la mesa para todos”.

Sr. Simone Campbell, Director Ejecutivo, NETWORK:

“Algunos en el Congreso piensan que si hacemos al sequester "flexible" podemos evitar el desastre para nuestra gente y la economía. Están equivocados. La única manera de seguir adelante es reconocer los más de dos trillones de recortes que ya han sido hechos y promulgar políticas que crezca la economía y protejan a los más vulnerables en nuestra sociedad. Nuestras fe y nuestra Constitución nos retan a actuar para el ‘bien general’ de todos. Ahora el Congreso necesita crecer ante este reto y actuar para el beneficio de toda nuestra sociedad”.

Obispo Mark S. Hanson, Honorable Obispo, Iglesia Luterana Evangélica de América:

“La Carta del Circulo de Protección es un testigo poderoso que personas de fe se unen ante su compromiso con los que sufren del hambre y la pobreza. La éxito del trabajo necesario sobre la deuda y la reducción presupuestaria no debería ser la ganancia o perdida política, sino si las decisiones fiscales reflejan las necesidades de las personas, particularmente los más vulnerables. Yo rezo por los funcionarios públicos y les pido que recuerden su llamado dado por Dios al liderazgo de servicio y que dejen atrás la irresponsable política arriesgada”.

Ms. Kathryn Lohre, Presidente, Consejo Nacional de Iglesias:

“Es una realidad escandalosa que hoy en día uno de cada siete norteamericanos (46.2 millones de personas) – y uno de cada cinco niños – viven en la pobreza. Las propuestas son documentos morales, reflejando nuestros valores y compromisos centrales. Por esta razón, le urgimos a nuestros lideres electos que continúen buscando la salud fiscal para esta nación mientras protegen a aquellos que viven al margen, los que Jesús llamo “el menor de ellos” (Mateo 25). Esto no es solo una cosa buena, es lo propio. Los argumentos fiscales de los últimos meses no honrar el hecho de que 46.2 millones de nosotros estamos ya viviendo al borde. Esto es inaceptable para nosotros, y es inaceptable para Dios. Debemos encontrar otra manera – una que honre la dignidad y el valor de los hijos de Dios. Prometemos nuestro compromiso y oraciones al juntos buscar cómo convertirnos en una nación donde realmente haya suficiente para todos”. 

Stanley J. Noffsinger, Secretario General General, Iglesia de los Hermanos:

“La Iglesia de los Hermanos siempre han afirmado y vivido el llamado de Jesús de vestir a los desnudos y dar de comer a los que tienen hambre. Si no cuidamos a los “menor de nosotros”, no estamos cumpliendo con la misión de Cristo.  Debemos continuar cuidando a los pobres y marginalizados en nuestras propias comunidades, a la vez que apoyemos a programas que provén servicios básicos que ayuden a nuestros vecinos a levantarse de la pobreza. No podemos permitir que nuestros líderes continúen ignorando el tema de la pobreza a cuesta de nuestros hermanos y hermanas que sufren”.

Reverendo Jim Wallis, Presidente y CEO, Sojourners:

“Los líderes en Washington enfrentan decisiones morales serias sobre el sequester y el presupuesto que tendrán consecuencias significativas para millones de personas en el país. La comunidad de fe les pide que ofrezcan un liderazgo moral al proteger a las personas vulnerables que viven en la pobreza de más daño y que acaben con las políticas arriesgadas que han hecho más lenta la recuperación económica. Es hora de alejarnos de las políticas ideológicas para así salvar el alma fiscal y moral de la nación. Ahora es el momento que Washington cree una agenda de oportunidad que asegure que todos estén incluidos en la recuperación económica”.  

Reverendo Dr. Sharon Watkins, Presidente y Ministro General, Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo):

"Como gente de fe, somos llamados a estar junto a aquellos entre nosotros que son los más vulnerables económicamente, creando un círculo de cuidado y la protección que necesitan y se merecen. Como ciudadano, podemos y debemos hacer un llamado al gobierno a que haga lo mismo”.

 

 

 


Pan para el Mundo es una voz cristiana que colectivamente pide a los líderes de nuestra nación que eliminen el hambre en este país y en el extranjero.

Media Contact:

Susanne Ramirez, Hispanic Media Coordinator, 202-688-1118

Kristen Y. Archer, Acting Manager for Media Relations, 202-688-1118

 

Manténgase Conectado

Bread for the World