Urging our nation's leaders to end hunger
print this page

Lideres Cristianos y SNAP

Washington, DC, May 2, 2012

Pastores y líderes religiosos de congregaciones de varios tamaños compartieron su preocupación sobre los recortes propuestos a Programa de Ayuda Suplementaria para la Nutrición (SNAP, por sus siglas en ingles, anteriormente conocido como cupones).  La Cámara de Representantes recientemente recomendó recortar más de $169 mil millones al programa de  SNAP. Algunos representantes argumentaron que el dar de comer a los que padecen hambre es realmente la labor de las iglesias.

 

Las Iglesias de América ya están hacienda lo que deben”, dijo Sor Margaret Mary Kimmins, OSF, de Bread for the World. “Nosotros retamos a nuestros pastores y a sus congregaciones que le digan al Congreso – No más recortes porque estos solo le hacen daño a los pobres”.

 

Algunos líderes del Congreso esencialmente lo que están diciendo es que cada iglesia a través de Estados Unidos  - pequeña o grande – debe encontrar unos $50,000 extra y dedicarlos a dar de comer a los que pasan hambre – cada año por los próximos 10 años – para cubrir estos recortes. El Hartford Institute for Religion and Research estima que hay 335,000 congregaciones religiosas en Estados Unidos. Si las propuestas por la Cámara de Representantes de cortar los fondos de SNAP por $133.5 mil millones y $36 millones son hechas ley, cada congregación tendrá que gastar aproximadamente $50,000 más anuales para alimentar a los que se verán afectados por la reducción o perdida de beneficios.

 

“Seria devastador si nuestra iglesia tiene que hacer más de lo que ya esta hacienda”, dijo el Rev. Barb Hobe, pastor del Bethany United Church of Christ en Lebanon, Ohio. “Muchos de nuestros miembros viven de cheque en cheque y simplemente no pueden dar más”, dijo.

“La congregación a la cual yo sirvo está hecha de gente pobre trabajadora y de desempleados”, dijo el Rev. Adan Mairena, West Kensington Ministry (Philadelphia, PA). “A todos nosotros nos han llamado para trabajar por el bien común y el Congreso no le puede pasar esta responsabilidad solamente a las Iglesias”, añadió.

“Además de ser pobres, algunos de nuestros feligreses también están luchando por mantener sus hogares y conseguir empleo”, dijo el Obispo Ervin Sims, Jr., de Mount Carmel Church of God in Christ (Kansas City, KS). “El Congreso necesita entender mejor la necesidad a la que servimos todos los días. Otros $50,000 al año no es posible”.

Más de 46 millones de estadounidenses dependen de SNAP para poner comida en la mesa todos los días. SNAP ha logrado que la crisis nacional económica no se convierta en una crisis de hambre. El Congreso no debe darle la espalda a su cometido a proteger a los más vulnerables del hambre.

###    

 

Bread for the World (www.bread.org) es una voz Cristiana colectiva que urge a los que toman las decisiones en el país a que terminen con el hambre en casa y en el extranjero.  


Pan para el Mundo es una voz cristiana que colectivamente pide a los líderes de nuestra nación que eliminen el hambre en este país y en el extranjero.

Media Contact:

Susanne Ramirez, Hispanic Media Coordinator, 202-688-1118

Kristen Y. Archer, Acting Manager for Media Relations, 202-688-1118

 

Manténgase Conectado

Bread for the World