Urging our nation's leaders to end hunger
print this page

DAVID BECKMANN: Una ayuda m?s eficaz para Hait?

By David Beckmann on April 12, 2010
© El Nuevo Herald

Mientras que la atención durante los últimos tres meses se ha centrado en los esfuerzos para ayudar a la recuperación de Haití, la reconstrucción a largo plazo y el desarrollo en la devastada isla serán una prueba para reformar el obsoleto sistema de asistencia internacional de Estados Unidos.

En pocas palabras, el éxito en Haití requiere una asistencia internacional completamente distinta, con nuevos parámetros. Tenemos que asegurarnos de que la ayuda llegue a la gente de Haití y que se entregue con mayor eficiencia. No hay mejor momento que ahora. Estados Unidos ha coordinado la ayuda internacional y probablemente será el mayor donante del esfuerzo de recuperación.

El 31 de marzo, Estados Unidos y Naciones Unidas organizaron conjuntamente una conferencia con más de 100 países y organizaciones internacionales de desarrollo, con el objetivo de asegurar una suma inicial de $3.8 mil millones en compromisos internacionales para un programa de recuperación de por lo menos una década, que según el gobierno haitiano se estima en $14 mil millones. Al final de la reunión, los compromisos llegaron a $9.9 mil millones de dólares, incluidos $1.15 mil millones de Estados Unidos. Debemos cumplir nuestras promesas y equipar a nuestras agencias para que hagan un mejor trabajo en la entrega de esa ayuda.

Pan para el Mundo pide que las naciones donantes que se reunieron para apoyar la ayuda humanitaria al pueblo haitiano tracen el camino hacia la recuperación. Sin embargo, los grandes retos que enfrentamos en la coordinación de esas labores nos indican que para alcanzar el éxito, tenemos que administrar la ayuda a Haití con un enfoque más dirigido a la capacidad sostenible.

Para que la ayuda a Haití sea más eficaz y sostenible, el desarrollo a largo plazo debe ser el objetivo principal. Al tiempo que comprometemos al gobierno de Haití en el plan para la reconstrucción y el desarrollo de esfuerzos para el bienestar de los haitianos, es importante el fortalecimiento de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID).

USAID, gracias a su enfoque en el desarrollo a largo plazo, es la más indicada para coordinar la transición del socorro a la recuperación y desempeñar un papel central en los programas del gobierno de EEUU en la reconstrucción de Haití. La crisis en ese país caribeño es el mayor desastre urbano de los tiempos modernos. Necesitamos una USAID que sea flexible, sensible y robusta para que nuestros dólares cumplan sus propósitos en Haití.

Ahora bien, la recuperación debe ser (y sigue siendo) dirigida por Haití. Se debe desarrollar la capacidad del gobierno haitiano, y la ayuda debe ser responsable, transparente, previsible y mejor coordinada.

Haití no puede esperar una revisión completa de nuestros programas de ayuda extranjera. USAID ahora puede dar pasos decisivos en el trabajo que se está haciendo en Haití.

asta la fecha, una de las mayores críticas en la ayuda y la planificación de la recuperación es la falta de una importante participación de la sociedad civil haitiana. USAID debe buscar esa participación, en la que haitianos ayuden a haitianos y EEUU dé un apoyo crucial.

Para que USAID logre un alivio real y sostenible para el pueblo haitiano, debe tener los recursos y capacidades necesarios y debe asociarse con el gobierno de ese país para crear una administración de infraestructura pública que responda mejor a las necesidades de sus ciudadanos y hacer frente a futuros desastres naturales.

Presidente de Pan Para el Mundo, y vicepresidente de Modernizing Foreign Assistance Network (MFAN)


Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/04/12/694753/david-beckmann-una-ayuda-mas-eficaz.html#ixzz0kza8wtjd

Connect with Us

Bread for the World