Programas de ayuda alimentaria: Preguntas y respuestas

1. ¿Qué es la ayuda alimentaria de los Estados Unidos? ¿En qué consiste?

2. ¿Qué países reciben la mayor cantidad de ayuda alimentaria de los Estados Unidos?

3. ¿En qué forma administra el gobierno de los Estados Unidos la ayuda alimentaria?

4. ¿De qué manera está tratando la comunidad internacional con la continua crisis alimentaria a nivel mundial?

5. Entiendo que en ocasiones hay emergencias, pero, ¿por qué razón las personas en países en desarrollo necesitan ayuda alimentaria de Estados Unidos año tras año?

6. ¿Qué esta haciendo Estados Unidos para ayudar a que países en desarrollo alcancen la seguridad alimentaria de largo plazo?

7. Por qué ahora es el tiempo para reformar los programas de ayuda alimentaria? cuales son los beneficios de una reforma?

8. Cómo la ayuda alimentaria ayudaría a pequeños agricultores en África y otros lugares?

9. Comprar alimentos en países en desarrollo podría afectar agricultores y transportistas Americanos?

10. He visto varias cifras sobre el número de personas adicionales que beneficiarían de reformar los programas de ayuda alimentaria del gobierno federal. ¿Por qué dice Pan para el Mundo que hasta 17 millones de personas van a beneficiar?


1. ¿Qué es la ayuda alimentaria de los Estados Unidos? ¿En qué consiste?

El programa gubernamental de ayuda alimentaria más grande de los Estados Unidos provee ayuda de dos formas básicas en el extranjero:

  • Contribución en especie: productos alimenticios básicos son distribuidos a los sobrevivientes de desastres o utilizados para apoyar el desarrollo económico en países pobres. Entre los artículos distribuidos cabe mencionar: harina o harina de maíz; arroz; chícharos, frijoles y lentejas; aceite vegetal; leche en polvo; y productos altos en proteína elaboradas con cacahuates (maní). Se distribuyen alimentos apropiados para las dietas de las personas que los recibirán.
  • Financiamiento: Los alimentos son donados a países pobres y vendidos una vez allí. Los ingresos obtenidos son utilizados para financiar proyectos llevados a cabo por caridades privadas u organizaciones intergubernamentales, principalmente el Programa Mundial de Alimentos. Los proyectos apoyan el desarrollo agrícola, económico o de infraestructura.

Regresa al principio ^

2. ¿Qué países reciben la mayor cantidad de ayuda alimentaria de los Estados Unidos?

Los Estados Unidos son el mayor donante de ayuda alimentaria a nivel mundial, supliendo el 60 por ciento de la misma. Desde que en 1961, o sea hace más de 50 años, Estados Unidos iniciara sus programas de ayuda alimentaria actuales, los mismos han ayudado a 3 mil millones de personas en 150 países de Europa, Asia, África, América Latina y el caribe. En el año fiscal 2012, el gobierno de los Estados Unidos proveyó casi $2 mil millones en ayuda alimentaria de emergencia y para el desarrollo a nivel mundial. En el año fiscal 2012:

  • Etiopía, Sudán, Sudán del Sur, Somalia y Chad, en África, fueron los mayores recipientes de ayuda alimentaria de emergencia.
  • Los principales recipientes de ayuda alimenticia para el desarrollo fueron países de África y Asia: Etiopía, Bangladesh, la República Democrática del Congo, Malawi y Sudán del Sur.
  • En América Latina (y el Caribe), los principales recipientes de ayuda alimentaria fueron: Haití, Colombia, Guatemala, México y Honduras.

Regresa al principio ^

3. ¿En qué forma administra el gobierno de los Estados Unidos la ayuda alimentaria?

La Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos (USAID) y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) supervisan los programas de ayuda alimentaria del gobierno de los Estados Unidos. El programa de ayuda más grande es autorizado bajo la Ley Pública 480, llamado Alimentos para la Paz, y financiado en el año fiscal 2012 con $1.562 mil millones.

El programa de Alimentos para la Paz, implementado por USAID, provee ayuda alimentaria en dos categorías principales:

  • La ayuda prestada a través de alimentos de emergencia es inmediata, salva vidas y se distribuye de forma gratuita y directa a las personas que enfrentan hambre o que sobreviven a desastres naturales o causados por el hombre.
  • La ayuda para el desarrollo provee ayuda alimentaria a largo plazo con el propósito de tratar el hambre crónica y apoyar el desarrollo agrícola, económico o de infraestructura en países pobres.

La ayuda alimentaria también es provista a través del Programa Internacional de Alimentación Escolar y Nutrición Infantil McGovern- Dole (con un presupuesto de $188 millones en el año fiscal 2012). "McGovern-Dole" ayuda a financiar la educación, el desarrollo infantil y la seguridad alimentaria de algunos de los niños más pobres del mundo.

Algunas leyes actuales limitan la manera en la cual USAID provee ayuda alimentaria:

  • La mayoría de los alimentos utilizados en Alimentos para la Paz deben ser cultivados en los Estados Unidos. Esto constriñe la habilidad de USAID para efectuar transferencias electrónicas, utilizar vales para alimentos y obtener alimentos en la localidad o región afectada, aun cuando estos son los métodos más efectivos en términos de costo.
  • La mitad de todos los productos alimenticios deben ser transportados en barcos estadounidenses. De acuerdo con la Oficina General de Rendición de Cuentas, obtener y enviar ayuda alimentaria puede tomar hasta 6 meses con un costo de hasta 60 centavos por cada dólar invertido en ayuda.

Regresa al principio ^

4. ¿De qué manera está tratando la comunidad internacional con la continua crisis alimentaria a nivel mundial?

El gobierno de los Estados Unidos ha sido siempre un líder mundial en respuesta a las crisis de alimentos y humanitarias. Otros donantes bilaterales, bancos para el desarrollo multilateral y organizaciones internacionales de desarrollo están contribuyendo para enfrentar el desafío de erradicar el hambre y la desnutrición a nivel mundial. El presidente Obama trató con el hambre a nivel mundial en su discurso inaugural a la nación en enero de 2009 y los esfuerzos cruciales de la administración durante la Cumbre del G-8 en el mismo año, en L’Aquila, Italia, llevó a un compromiso más amplio para ayudar en la reducción del hambre.

Estados Unidos ha demostrado un considerable liderazgo a través del lanzamiento, en conjunción con Irlanda, de la iniciativa de los 1,000 días, la cual promueve la acción e inversión para mejorar la nutrición de las madres y los niños durante el período de 1,000 días desde el embarazo y hasta los dos años de edad, cuando una mejor nutrición puede mejorar el resto de la vida del niño y ayudar a romper el ciclo de pobreza. En junio de 2013, Estados Unidos prometió invertir 10 mil millones para el año fiscal 2014 para combatir la desnutrición en la ventana de oportunidad de los 1,000 días, también prometió continuidad en los niveles de inversión para programas de nutrición después del 2014.

Regresa al principio ^

5. Entiendo que en ocasiones hay emergencias, pero, ¿por qué razón las personas en países en desarrollo necesitan ayuda alimentaria de Estados Unidos año tras año?

Los programas de ayuda alimentaria de nuestro país a menudo son la primera línea de defensa contra el hambre en comunidades vulnerables, y Estados Unidos es en la mayoría de los casos el primer país en responder en una crisis. Durante los pasados 20 años, la ayuda alimentaria de USAID y programas de desarrollo ayudaron a reducir el número de personas desnutridas crónicamente a nivel mundial en un 50 por ciento. Este es un gran logro.

La seguridad alimentaria continúa siendo un gran problema a nivel mundial. Hay aproximadamente 842 millones de personas mundialmente que sufren de hambre crónica. El enfoque que USAID utiliza ha mejorado de manera tal que sus respuestas reconocen las metas para el desarrollo de largo plazo del país receptor de ayuda. Dichos programas están diseñados para que los países creen sus propios medios de sostenimiento en el largo plazo aun después de que se termine el finan- Carol Han/OFDA ciamiento.

Existen causas políticas, sociales, económicas, culturales y ambientales para la inseguridad alimentaria. Algunos países y regiones padecen de inseguridad alimentaria crónica, como la región Sahel y el cuerno de África, regiones propensas a la sequía. La ayuda alimentaria trata con el hambre y la desnutrición y actúa como un puente hasta que el país es capaz de alimentarse por sí mismo.

Regresa al principio ^

6. ¿Qué esta haciendo Estados Unidos para ayudar a que países en desarrollo alcancen la seguridad alimentaria de largo plazo?

La pobreza es multi dimensional y multi facetica, no existe una solución única o instantánea. Sin embargo, se ha logrado un progreso sustantivo para aliviar la pobreza en las décadas pasadas, y la ayuda alimentaria de los Estados Unidos han ayudado al crecimiento social y económico de los países en desarrollo.

La ayuda alimentaria y la nutrición que ésta provee pueden ayudar a construir la fundación de la seguridad alimentaria de largo plazo. Un ejemplo real es la historia de Guatemala que se incluye en este paquete de la ofrenda de cartas (página 11). La ayuda alimentaria puede ser vista como una inversión en el futuro de un país. Los programas de ayuda alimentaria han demostrado que pueden fortalecer y preservar comunidades, creando un futuro más estable y desarrollo económico. El desarrollo agrícola de largo plazo incrementa la resiliencia de los países de manera tal que cuando los desastres naturales azotan, ellos están mejor preparados para enfrentar sus propias necesidades

El Congreso y la administración de Obama han propuesto reformar la política de ayuda alimentaria de Estados Unidos con un enfoque más flexible que invierta en la agricultura local, que sea sustentable y alimente a más personas en menos tiempo. Estas propuestas no significaría un costo adicional e incrementaría la eficiencia de los programas.

Regresa al principio ^

7. Por qué ahora es el tiempo para reformar los programas de ayuda alimentaria? cuales son los beneficios de una reforma?

Actualmente los programas de ayuda alimentaria de Estados Unidos son ineficientes. Es tiempo de que modernicemos y pongamos al día las políticas que fueron promulgadas en la década del 50 y que permitamos que nuestro gobierno pueda responder en el siglo 21 de forma más flexible y rápida a un mundo globalizado. En estos momentos tenemos la oportunidad única de efectuar reformas y utilizar fondos de manera más eficiente para alimentar a más personas que padecen de hambre sin costo adicional alguno.

Obtener una mayor cantidad de alimentos en un país o región donde se necesita es aproximadamente 30 por ciento menos costoso que la ayuda alimentaria tradicional, además de lo cual los alimentos pueden ser transportados más rápidamente. Para las mujeres y niños dentro del período de 1,000 días, la llegada de ayuda alimentaria puede ser la diferencia entre una vida saludable y llena de oportunidades y una de crecimiento atrofiado con un potencial limitado. Si el gobierno tuviera más opciones para sus programas, como la habilidad de comprar productos local y regionalmente (LPR por sus siglas en inglés), podría destinar la mejor combinación posible de alimentos a los grupos más vulnerables.

También tenemos que elevar el valor nutricional de la ayuda alimentaria. Por ejemplo, el principal tipo de alimentos que generalmente se distribuyen, como en los campos de refugio en Sudan, provee energía y calorías pero se quedan cortos en términos de vitaminas y minerales. Hoy en día se han desarrollado productos alimenticios especializados que resuelven este problema y reformar la ayuda alimentaria haría más fácil que ésta llegara a donde más se necesita.

Durante década pasada, el Congreso ha asignado entre $1.18 mil millones y $2.32 mil millones al programa de Alimentos para la Paz. Sin embargo, las presiones recientes en el presupuesto federal han hecho que los fondos disminuyeran en 37 por ciento con respecto a su nivel más alto hace cinco años. Cuando el incremento en los costos de transporte y precio de los alimentos se toman en consideración, la misma cantidad de fondos alcanza solamente a la mitad de las personas que padecen hambre que se alimentaban cuando empezó el programa de Alimentos por la Paz.

Regresa al principio ^

8. Cómo la ayuda alimentaria ayudaría a pequeños agricultores en África y otros lugares?

La práctica actual de vender comida producida en Estados Unidos en el mercado abierto en países desarrollados para financiar programas de desarrollo, ha mostrado que en algunos casos afecta la productividad de agricultores locales porque reduce el precio de los productos en el mercado local. Reformas a la ayuda alimentaria de Estados Unidos, como el incremento de compra local y regionalmente (LRP por sus siglas en inglés), efectivo, y cupones de alimentos, ayudarían a los pequeños agricultores locales, que comúnmente son mujeres. Al depender menos de la reventa de productos alimenticios (monetización) y utilizar más la compra local y regional (LRP), las reformas ayudarían a pequeños agricultores en el país receptor y se ahorraría dinero en el envío y tiempo de entrega.

Regresa al principio ^

9. Comprar alimentos en países en desarrollo podría afectar agricultores y transportistas Americanos?

Habría muy poco impacto en los agricultores americanos con estas reformas a la ayuda alimentaria. La ayuda alimentaria representa sólo el 1 por ciento del total de las exportaciones agrícolas de Estados Unidos, y en 2011 represento únicamente el 0.56 por ciento de ingreso neto agrícola. Con estas reformas, la mayoría de la ayuda alimentaria de emergencia (55 por ciento) continuará siendo usada para la compra, transporte, y costos relacionados de usar productos americanos para la asistencia humanitaria.

El impacto en los transportistas americanos sería también pequeño. La ayuda alimentaria es una mínima parte del volumen total del transporte de carga en barcos Americanos–sólo 1.5 millones de toneladas de alimentos de programas de USAID fueron transportados en el año fiscal 2012 de un total de 1,000 millones de toneladas de carga.

Regresa al principio ^

10. He visto varias cifras sobre el número de personas adicionales que beneficiarían de reformar los programas de ayuda alimentaria del gobierno federal. ¿Por qué dice Pan para el Mundo que hasta 17 millones de personas van a beneficiar?

Todas las cifras son basadas en diferentes cálculos, resultados de investigación, y dependen en las reformas que aprueban y las zonas donde se aprueban. Tres estudios importantes indican que reformando los programas de ayuda alimentaria del gobierno federal puede beneficiar entre 2 a 17 millones de personas o más. Para nuestra Ofrenda de Cartas 2014, Pan para el Mundo se enfoca en la cifra más alta porque es nuestro objetivo en esta campaña y queremos que bastante gente beneficie de la propugnación de nuestros miembros. Ese número es el resultado de un reporte llevado a cabo por Oxfam American y American Jewish World Service. Ambos organizaciones, quienes tienen una bien reputación en este tipo de investigación, dieron una evaluación a los cambios propuestos que es independiente de la evaluación del gobierno federal. Enlaces a los tres reportes se encuentran aquí (materiales en Ingles):

Regresa al principio ^

Contáctanos

Dulce Gamboa
Asssociada para Relaciones Latinos
202-688-1092

Bread for the World
Twitter Flickr Facebook Youtube RSS