La reforma es necesaria ahora

Lutheran Development Service Distributes Cooking Oil in Swaziland. Photo: Stephen Padre/Bread for the World

Pan para el Mundo busca reformae la ayuda alimentaria a través de su Ofrenda de Cartas 2014 debido a que:

Los estadounidenses apoyan el desarrollo efectivo.

    De acuerdo con una encuesta efectuada en el 2012 por la Fundación de la Familia Kaiser (Kaiser Family Foundation) aproximadamente el 90 por ciento de los estadounidenses cree que mejorar la salud de los habitantes de países en desarrollo debería ser una de las prioridades principales de la ayuda extranjera de Estados Unidos.
    Aproximadamente dos terceras partes de estas personas dan prioridad específicamente a la reducción del hambre y la desnutrición. Los estadounidenses creen enfáticamente que tenemos una responsabilidad moral y financiera de ayudar a erradicar el hambre y la pobreza.

La flexibilidad salva vidas e implica ahorros monetarios.

    La práctica de obtener alimentos cerca del lugar en que se necesitan, llamada adquisición local y regional (LRP, según sus siglas en inglés), permite una ayuda alimentaria de mejor calidad, que llega más rápidamente a aquéllos que sufren de necesidad. Beneficiar a las mujeres y niños dentro del período crítico de 1,000 días con ayuda alimentaria es crucial. Además, es menos costoso ya que es por lo menos 30 por ciento más barato que la ayuda alimentaria enviada desde los Estados Unidos y otros países, lo cual es la práctica actual. La adquisición local y regional (LRP), promovería la seguridad alimentaria de largo plazo debido a que apoya los esfuerzos de los agricultores locales para mejorar sus vidas.
    Un programa piloto implementado en el 2008 para estudiar las actividades de la adquisición local y regional (LRP) tanto dentro de marcos de emergencia como regulares, demostró ahorros monetarios y de tiempo. La utilización de dinero en efectivo y vales, siempre y cuando sea conveniente, también aumenta la eficacia de la entrega de ayuda alimentaria. Tener más opciones como éstas permitirá que productos especializados de ayuda alimentaria, vitaminas y minerales sean ajustados y dirigidos a las personas más vulnerables, proveyéndoles una mejor nutrición.

La calidad nutricional de la ayuda alimentaria es esencial.

    El tipo de ayuda alimentaria distribuida por Estados Unidos y otros donantes combate el hambre al proveer las calorías necesarias pero no necesariamente satisface las necesidades nutricionales. Asegurar la buena nutrición de grupos vulnerables no ha sido una gran prioridad, en parte debido a que los programas de emergencia han tenido como propósito tratar con la falta inmediata de alimentos.
    La buena nutrición en la vida temprana es el fundamento para la buena salud y productividad en la vida adulta y reduce el riesgo de que las personas padezcan de hambre.

El financiamiento adecuado para la ayuda alimentaria y la nutrición es crucial.

    A pesar de la continua importancia de Alimentos para la Paz para aliviar el hambre, particularmente entre las mujeres y niños, los fondos han sido recortados de forma significativa durante años anteriores. Los recortes han sido principalmente el resultado de dos procesos. Primero, la presión para recortar todos los gastos gubernamentales ha llevado a la reducción de los fondos para la ayuda alimentaria. En segundo lugar, el Congreso ha eliminado paulatinamente las apropiaciones suplementarias, las cuales han incluido recursos vitales para la ayuda alimentaria de emergencia luego de desastres y otras crisis. Por lo tanto, la defensa de un nivel de financiamiento robusto para los fondos destinados a la ayuda alimentaria es esencial.
    Los analistas económicos pronostican que el precio de los alimentos continuará siendo alto y volátil. Mientras tanto, los desastres naturales, zonas de guerra y sequía extrema aumentarán la probabilidad de que las cosechas se pierdan y que se sufra de escasez de alimentos. Para enfrentar este desafío, Estados Unidos y otros países donantes necesitarán incrementar la ayuda alimentaria. Este es el momento cuando los activistas pueden traer la atención a nuevos estudios y conocimientos agrícolas, programas de alimentos, y la importancia que existe de financiarlos.

Contáctanos

Dulce Gamboa
Asssociada para Relaciones Latinos
202-688-1092

Bread for the World
Twitter Flickr Facebook Youtube RSS