Los inmigrantes en el Mes del Trabajador

May 25, 2017
Joseph Molieri/Pan para el Mundo

De Esteban García

Al mes de mayo el mundo le da la bienvenida con la celebración del Día del Trabajador cada año. En algunos rincones del mundo, hasta el mes entero ha sido declarado el Mes del Trabajador. En este momento, ponemos en alto la labor y el esfuerzo de todos los trabajadores – aunque bien en Estados Unidos este día no llegue hasta septiembre.

Alrededor del mundo, en el Día del Trabajador se llevan a cabo miles de manifestaciones, expresiones de sentimientos y pensamientos con el fin de defender y, en algunos casos, expandir, los derechos del trabajador. Pero, ¿qué sentido tienen, cuando el gobierno le ha fallado plenamente a un sector de la población que integra gran parte de la fuerza laboral?

Durante su campaña para la presidencia y tras su elección en noviembre, el presidente Trump prometió deportaciones y medidas para prevenir la inmigración. Desde su inauguración en enero, ha cumplido, empezando con la deportación de miles de inmigrantes, incluso aquellos que anteriormente contaban con la protección de programas como Acción Diferida para los llegados en la infancia (DACA, por sus siglas en inglés). Aunque cabe mencionar que bajo el presidente Obama, también hubo muchas deportaciones, el mismo implementó programas como DACA y DAPA, los cuales ofrecieron un camino hacia la ciudadanía.

Trump también ha amenazado con construir un muro en la frontera con México. Estas medidas y la postura general que ha tomado hacia la comunidad inmigrante de este país ignoran las grandes aportaciones que hacen los inmigrantes. Las pequeñas empresas con propietarios inmigrantes emplean a casi 5 millones de personas y generan 776 mil millones de dólares en ingresos a nivel nacional. Además, muchos de los trabajadores agrícolas cuyas manos cosechan la comida que nos alimenta son inmigrantes, y muchos de ellos indocumentados. A pesar del trabajo duro que desempeñan, trabajan a menudo en condiciones subestándar y se les paga poco.

El presidente Trump prometió todas estas medidas con el fin de devolverles a los “olvidados” de este país sus empleos y su comodidad. Muchos de ellos, también personas trabajadoras, lo eligieron por esa razón. Ahora tenemos que enfrentar la realidad de que, ciudadanos o no, la comunidad de inmigrantes de este país aporta mucho a él, y a todos nosotros. En este Mes del Trabajador, debemos reflexionar en ello, y exhortar aún más a nuestro gobierno a que les dé el respeto que merecen. 

Esteban García es especialista en relaciones con los medios en Pan para el Mundo.

¿Qué sentido tienen, cuando el gobierno le ha fallado plenamente a un sector de la población que integra gran parte de la fuerza laboral?

Tools
from our Resource Library

For Education

For Faith

  • Finding Hope, Ending Hunger on Both Sides of the Border: A Bilingual Latino Devotional

    Devotional writers challenge us to feel the Spirit of God within us and to hear God’s urgent call to demand justice so all can put food on the table.
  • The Bible on Health as a Hunger Issue

    “As you therefore have received Christ Jesus the Lord, continue to live your lives in him, rooted and built up in him and established in faith.” These words from Colossians 2:6 remind us of the faith that is active in love for our neighbors.

    The Bible on...

  • Unity Declaration on Racism and Poverty

    A diverse body of Christian leaders calls on the churches and Congress to focus on the integral connection.

    Dear Members of Congress,

    As the president and Congress are preparing their plans for this year, almost 100 church leaders—from all the families of U.S. Christianity—are...

For Advocacy

Faith

African at Heart

November 22, 2019

Insight

From the Blog

Prayers to End Hunger: Hope

November 30, 2020