Los votantes latinos pueden hacer del hambre y la pobreza una prioridad en las elecciones presidenciales

July 27, 2016
Immigration activists gather at the U.S. Supreme Court as justices hear oral arguments on DAPA (Deferred Action for Parents of Americans). Joseph Molieri/Bread for the World.

De Marlysa Thomas

Se proyecta que un récord de 27.3 millones de hispanos serán elegibles para votar en las elecciones presidenciales de 2016. Y ahora que las convenciones están por acabar y Hillary Clinton se convertió oficialmente en la candidata demócrata, los latinos deben aunar esfuerzos para asegurarse de que el próximo presidente de nuestra nación priorice acabar con el hambre y reducir la pobreza.

Los latinos tienen muchas razones para preocuparse por quién será el próximo presidente. Los latinos son dos veces más propensos que los blancos a verse en una situación de inseguridad alimentaria. Los factores que causan esta disparidad incluyen una mayor probabilidad de trabajar con salarios bajos o empleos de temporada, de carecer de seguro médico, y tener vías limitadas a la ciudadanía. Los hogares latinos ganan casi $18,000 menos que los hogares blancos; más de un millón de latinos son trabajadores temporeros y migrantes; y uno de cada tres latinos gana menos de $25,000 por año para mantener a su familia.

Además, 4.5 millones de niños viven en hogares con un padre indocumentado y tienen el doble de probabilidades de vivir en la pobreza o el hambre porque sus padres tienen limitadas posibilidades de convertirse en ciudadanos estadounidenses. Como consecuencia, muchos padres indocumentados se enfrentan a duras condiciones de trabajo y de baja remuneración para mantener sus hogares y, a menudo viven con el temor de ser separados de sus familias, dejando a los niños que se valgan por sí mismos y vulnerables al hambre.

La conclusión es que los latinos son más propensos al hambre y a la pobreza. Así como los candidatos presidenciales buscan el apoyo de la comunidad latina, los latinos deben plantear estas cuestiones y los candidatos deben responder con un compromiso de priorizar el hambre y la pobreza. Después de todo, hay 55 millones de latinos en los EE.UU., con más de la mitad con el poder y la autoridad para votar.

El hambre no es un asunto partidista. Y a pesar de que Pan para el Mundo no apoya a ningún candidato o partido político, creemos que las dos partes y los candidatos presidenciales deben priorizar hambre y la pobreza, no sólo durante las convenciones de los partidos o campañas, pero también cuando resulte electo un/a candidato/a.

Es de suma importancia para los latinos que presionen para que cada candidato comparta su estrategia para acabar con el hambre y la pobreza en la comunidad latina y se comprometa a dar prioridad a otros asuntos que agravan el hambre y la pobreza para ellos, incluyendo vías para obtener la ciudadanía, los altos costos de cuidado de la salud, y los trabajos de temporada y de bajos salarios.

Y, por último, los latinos deberían no sólo registrarse para votar, pero comprometerse a salir a votar el día de las elecciones, el 8 de noviembre. Hemos visto una disminución reciente en la participación de votantes, y algunos predicen la más baja participación de votantes en nuestras próximas elecciones.

Los latinos, especialmente la generación del milenio, no deben olvidarse de votar en estas elecciones. Casi un tercio de los votantes en estas elecciones será una minoría racial o étnica, lo cual significa que los latinos tienen una oportunidad real de impactar significativamente en el resultado de la elección presidencial.

Marlysa Thomas es asesora de políticas y programas para poblaciones específicas en el Instituto Pan para el Mundo.

Los latinos tienen muchas razones para preocuparse por quién será el próximo presidente. 

Tools
from our Resource Library

For Education

For Faith

  • The Bible on Health as a Hunger Issue

    A brief examination of the biblical approach to health as a hunger issue.

    Includes an introduction to the issue, a Scriptural reflection, practical actions you can take, and a prayer.

  • Sermon by David Beckmann at Duke University Chapel

    Remarks delivered October 1, 2017 at Duke University Chapel in Chapel Hill in North Carolina.

    Thank you for inviting me to preach here at Duke University Chapel. And I especially want to thank the Bread for the World members who have come this morning.

    Bruce Puckett urged...

  • Bread Newsletter January 2016

    In this issue: Another Great Year for Bread; Catholics Begin Observance of Holy Year of Mercy; Serving on ‘God’s Wave Length’ for 39 Years; and more.
     

For Advocacy

  • Grassroots Advocacy Toolkit

    A set of how-to sheets for carrying out advocacy and fact sheets on the current issues Bread for the World is working on.

    For new and current Bread grassroots hunger activists.

    Ideal as a starter toolkit for new Bread activists or as a set of updates for current activists.

    ...

  • Sentencing Reform and Corrections Act of 2017

    Unnecessarily long prison sentences, combined with the lack of rehabilitative programs for people in prison, exacerbate hunger, poverty, and existing inequalities.

    Overly harsh mandatory minimum prison sentences have contributed to the rapid increase of our country’s prison population. The...

  • Health Care Is a Hunger Issue

    Learn more about the principles that Bread for the World supports regarding health reform.

Field

Changing Climate, Changing Farmers

February 7, 2017

Insight

From the Blog