Un corazón agradecido

November 22, 2017
Photo by Lacey Johnson for Bread for the World.

De Obispo José García

En Estados Unidos, el tercer jueves del mes noviembre se acostumbra celebrar el Día de Acción de Gracias.  Durante ese día muchos hogares realizan una cena donde toman tiempo para reflexionar y dar gracias a Dios por todas las cosas buenas que han recibido: salud, empleo, educación, vivienda, etc. Esto lo hacen reconociendo que toda buena dádiva proviene de Dios y es el producto de su favor y su gracia. 

La gratitud es una de las virtudes que nuestros padres o tutores nos enseñaron desde que éramos niños. Debíamos decir “gracias” cuando alguien de la familia o una amistad nos daba un regalo, una golosina o decía algún cumplido respecto a nosotros.  Así que hemos sido enseñados a tener un corazón agradecido. Otra forma de expresar nuestro agradecimiento es cuando el amor de Dios por nosotros nos mueve a realizar actos de servicio para bendecir a nuestro prójimo. De hecho, Dios nos recuerda que “no faltarán menesterosos en medio de la tierra; por eso yo te mando, diciendo: Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra” (Deuteronomio 15:11).

La realidad del mundo en que vivimos es que mientras abunde el pecado, habrá pobreza, hambre, opresión e injusticia en la humanidad. En medio de estas condiciones, Dios nos da la oportunidad de servirle, no sólo mediante actos de caridad, sirviendo o distribuyendo alimentos y ropa para los pobres y hambrientos, sino también siendo una voz que clame por justicia para ellos.

Por más de 40 años Pan para el Mundo ha abogado arduamente, a través de una red de iglesias, coaliciones, organizaciones, hombres y mujeres de fe para que se aprueben leyes que apoyen programas y proyectos para terminar el hambre y la pobreza en  Estados Unidos y alrededor del mundo. Durante este año, las decisiones que tome el Congreso respecto a la reforma tributaria y el presupuesto federal pueden tener un grave impacto para la gente que vive en la pobreza, aquellos que sufren de inseguridad alimentaria y para los “Soñadores”, jóvenes indocumentados que a temprana edad fueron traídos a Estados Unidos por sus padres, y los programas de ayuda para el desarrollo a nivel internacional.

Durante el Día de Acción de Gracias debemos tener un corazón agradecido hacia Dios por las cosas que tenemos o de las que disfrutamos, sin embargo, recordemos que uno de los actos de gratitud a Dios más sublimes es amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Por lo tanto, mostremos nuestra gratitud a Dios por la oportunidad de servirle a Él sirviéndole a los marginados de nuestra sociedad, procurando su bienestar espiritual, físico y social.

Obispo José García es asesor ejecutivo de oración e iniciativas estratégicas de Pan para el Mundo.

La realidad del mundo en que vivimos es que mientras abunde el pecado, habrá pobreza, hambre, opresión e injusticia en la humanidad. 

Tools
from our Resource Library

For Education

For Faith

For Advocacy

  • Grassroots Advocacy Toolkit

    A set of how-to sheets for carrying out advocacy and fact sheets on the current issues Bread for the World is working on.

    For new and current Bread grassroots hunger activists.

    Ideal as a starter toolkit for new Bread activists or as a set of updates for current activists.

    ...

  • Sentencing Reform and Corrections Act of 2017

    Unnecessarily long prison sentences, combined with the lack of rehabilitative programs for people in prison, exacerbate hunger, poverty, and existing inequalities.

    Overly harsh mandatory minimum prison sentences have contributed to the rapid increase of our country’s prison population. The...

  • Health Care Is a Hunger Issue

    Learn more about the principles that Bread for the World supports regarding health reform.

Field

Changing Climate, Changing Farmers

February 7, 2017

Insight

From the Blog

Advent: A peaceful prayer

December 10, 2017